Descripción

La producción mundial de hortalizas está valorada en $500 mil millones y sigue creciendo, impulsada por la demanda del consumidor por productos frescos. La tecnología está jugando un papel cada vez mayor para cumplir múltiples requisitos que van más allá de las prioridades de los consumidores de gusto y conveniencia. Los productores de hortalizas se centran en el rendimiento, costo y resistencia a la enfermedad, mientras que los minoristas exigen una apariencia atractiva, suministro constante y larga vida en los anaqueles.